Mitos de Facturación Electrónica




Publicado el: 11 de abril de 2020

Hay quienes ponen resistencia a los cambios tecnológicos basándose en distintos puntos importantes como la seguridad y privacidad de sus datos, la necesidad de capacitar o contratar nuevo personal y la dificultad que podría presentar el cambio. Pero la realidad es otra, y hoy queremos enumerarte algunos mitos de la Facturación Electrónica y mostrarte la realidad.


Mito 1. La información dejará de ser privada

Los proveedores de facturación electrónica están obligados a ofrecer todas las medidas de seguridad que garanticen a sus clientes la protección total de sus datos. Factura1 te ofrece total privacidad de tus datos de forma que puedas estar tranquilo que la información, así como la de tus clientes y proveedores, se encuentra segura. Contamos con 5 Firewalls que certificados, capaz de contener secretos tipo 3.


Mito 2. La información dejará de ser privada

La única diferencia es que, una vez hecho el cambio, los contribuyentes deberán trabajar con documentos digitales en lugar de físicos. Esto no sólo les permitirá agilizar sus procesos, sino les ahorrará espacio físico y facilitará el envío y recepción de los mismos.


Mito 3. Los contadores quedarán sin trabajo

La facturación electrónica viene a facilitar el trabajo de un contador y no a sustituirlo; el control documental y la abstracción de datos resultaría más sencillo a partir de archivos digitales que trabajar con una gran cantidad de documentos físicos.


Mito 4. Los costos se aumentan

La realidad es que la facturación electrónica ahorrará costos para los contribuyentes. La DIAN estima que el proceso de emitir una factura física cuesta entre los 2.700 y 3.000 pesos, mientras que electrónicamente cuesta en promedio $500.


Mito 5. La evasión fiscal aumentará.

Por último y no menos importante es aquel mito que afirma que con la llegada de facturación electrónica, se podría acentuar aún más la evasión fiscal. Esto no es cierto. Una de las principales bondades de la automatización de procesos para este departamento radica en el estricto control de la información; es decir en lugar de aumentar la evasión, contribuiría con la disminución de la misma.


Si aún tienes dudas sobre cómo realizar el cambio a la facturación electrónica, puedes comunicarte con nosotros.
Comparte este artículo en: